Home Flora Mesoamericana
Name Search
Browse Families
Browse Genera
Advanced Search
About
Gazetteer
Guide for authors
General Information
Participants
Glossary
Thanks
!Cirsium subcoriaceum (Less.) Sch. Bip. Search in The Plant ListSearch in IPNISearch in Australian Plant Name IndexSearch in NYBG Virtual HerbariumSearch in Muséum national d'Histoire naturelleSearch in Type Specimen Register of the U.S. National HerbariumSearch in Virtual Herbaria AustriaSearch in JSTOR Plant ScienceSearch in SEINetSearch in African Plants Database at Geneva Botanical GardenAfrican Plants, Senckenberg Photo GallerySearch in Flora do Brasil 2020Search in Reflora - Virtual HerbariumSearch in Living Collections Decrease font Increase font Restore font
 

Published In: The Botany of the Voyage of H.M.S. ~Herald~ (7–8): 312. 1856. (Bot. Voy. Herald) Name publication detailView in BotanicusView in Biodiversity Heritage Library
 

Project Name Data (Last Modified On 2/8/2018)
Item State : Description complete
Acceptance : Accepted
Project Data     (Last Modified On 5/30/2017)
Estatus: Nativa
Life Form: Hierba
Tropicos Lookup Reference:
Flora Index Page Info: 5(2)-69, 72, 73
ContributorText: J.F. Pruski
Contributor: J.F. Pruski

 

Export To PDF Export To Word

Cirsium subcoriaceum (Less.) Sch. Bip. in Seem., Bot. Voy. Herald 312 (1856). Carduus subcoriaceus Less., Linnaea 5: 130 (1830). Holotipo: México, Veracruz, Schiede y Deppe 265 (foto MO! ex HAL). Ilustr.: Alfaro V., Pl. Comunes P.N. Chirripó, Costa Rica ed. 2, 138 (2003). N.v.: Aman, cardo santo, espina, sa qi paxl, tun k'is, G; cardo, San Carlos, H; cardo, cardosanto, ES; cardo, cardón, tobus, tubú, CR.

Por J.F. Pruski.

Cirsium heterolepis Benth., C. maximum Benth., C. pinnatisectum (Klatt) Petr., C. platycephalum Benth., Cnicus heterolepis (Benth.) A. Gray, C. pinnatisectus Klatt, C. subcoriaceus (Less.) Hemsl.

Hierbas frecuentemente perennes, (0.5-)1-3(-4) m; tallos pocas a varias veces ramificados distalmente, no alados, laxamente araneoso-tomentosos. Hojas 10-60(-80) × 2-35(-45) cm (hojas bracteadas de los pedúnculos frecuentemente muy reducidas), profundamente pinnatífidas c. 4/5 de la distancia a la vena media o las hojas distales apenas pinnatilobadas, anchamente lanceoladas a oblongas en contorno, generalmente caulinares en la antesis, las superficies discoloras, la superficie adaxial laxamente araneoso-tomentosa tornándose glabrescente, la superficie abaxial araneoso-tomentosa, blanco-grisácea, la base de las hojas proximales algunas veces gradualmente atenuada, no decurrente sobre el tallo, los márgenes generalmente con 4-9 pares de lobos, los lobos generalmente 1.5-15 × 0.5-4 cm, triangulares a lanceolados u oblongos, espinoso-dentados a rara vez tornándose secundariamente lobados, las espinas de los lobos individuales subiguales, las espinas 4-12(-20) mm, generalmente mucho más pequeñas que los lobos, el raquis generalmente 0.8-3.5 cm de diámetro, el ápice acuminado; hojas proximales angostamente alado-pecioladas, la vena media frecuentemente ancha y color pálido; hojas distales sésiles. Capitulescencia monocéfala o abiertamente corimbosa sobre el 1/3 distal del tallo principal, con 1-7(-13) cabezuelas, corta a largamente pedunculada, remotamente bracteado-foliosa; pedúnculos 1-5(-20) cm, generalmente no más largos que la cabezuela, generalmente erectos o rara vez las cabezuelas escasamente nutantes, laxamente araneoso-tomentosos. Cabezuelas 3.5-6(-10) cm; involucro 3-5.5(-8) × (3-)4.5-7(-10) cm, globoso-ovoide, no estrechamente abrazado por el involucro folioso falso o secundario; filarios generalmente 100-200, generalmente 2-4(-5) mm de diámetro, 10-15-seriados, la vena media no prominente; filarios externos 15-25 mm, triangular-lanceolados a lanceolados, verdes al menos en la mitad distal, en general densamente araneoso-tomentosos proximalmente, los márgenes pectinado-espinosos, los ápices rígidamente espinosos, al madurar varias series externas marcadamente reflexas o dobladas hacia afuera en el punto medio; filarios rápidamente graduando hasta los filarios más internos de 35-60(-80) mm, lanceolados a linear-lanceolados, erectos, totalmente pajizos o c. 1/2 distal anaranjada o rojiza, nunca finamente escabriúsculos hasta rara vez escasamente papiloso-escabriúsculos distalmente, generalmente glabrescentes, los márgenes enteros o subenteros, el ápice atenuado, algunas veces flexuoso o sublacerado-serrulado; clinanto con setas de 4-8 mm. Flores del disco: corola 30-60 mm, color violeta o color crema a rojo-anaranjada o algunas veces amarilla, el tubo 15-28 mm, el limbo profundamente 5-lobado hasta cerca de la base, los lobos mucho más largos que la garganta, la garganta 1-2 mm, los lobos 14-30 mm, lineares, erectos o escasamente patentes; anteras c. 13 mm, los filamentos obviamente papilosos, claramente visibles, exertos de la garganta de la corola, el apéndice c. 3 mm, el ápice obtuso; ramas del estilo 1.5-3 mm, libres c. 0.3(-0.8) mm apicales. Cipselas 4.5-6.5(-8) mm, pardo oscuro, brillantes; vilano de cerdas 20-40 mm, pajizo a sórdido. Floración todo el año. 2n = 34, 36. Áreas arvenses alteradas y orillas de caminos, potreros, pastizales, vegetación secundaria, bosques de neblina, bosques montanos, bosques de Pinus-Quercus, matorrales, subpáramos, laderas de volcanes. Ch (Matuda 2847, NY); QR (Cabrera y Cabrera 3520, MO); G (Pruski y Ortiz 4289, MO); H (Clewell 3807, NY); ES (Villacorta y Reyna de Aguilar 722, MO); N (Araquistain y Sandino 1403, MO); CR (Pruski et al. 3848, MO); P (Allen 1588, MO). (10-)900-3500 m. (México, Mesoamérica.)

Este tratamiento es de acuerdo a García López y Koch (1995) en reconocer Cirsium subcoriaceum por los lobos de la corola muy largos y los filarios externos reflexos pectinado-espinosos. En estos caracteres C. subcoriaceum es similar a C. conspicuum (y el posible sinónimo C. anartiolepis), pero C. conspicuum parece diferenciarse por las cabezuelas más angostas con filarios externos más finamente pectinados y sin tomento araneoso, por los filarios internos más consistentemente rojizos y por la corola con garganta y tubos subiguales. Tanto C. conspicuum como C. anartiolepis deberían encontrarse en Mesoamérica. La página de Internet de TEX cita Soule y Prather s.n. (3102 de acuerdo a Tom Wendt, com. pers., abr. 2011) de Chiapas como C. anartiolepis, pero no se ha visto este ejemplar y no se ha verificado la identificación.

La única colección conocida de Quintana Roo se encuentra muy por afuera de la distribución altitudinal normal de esta especie.

Por los filarios externos pectinado-espinosos reflexos C. subcoriaceum es similar a C. conspicuum y a C. anartiolepis, especies que se deben esperear en el área de Mesoamérica. Tanto C. conspicuum como C. anartiolepis, sin embargo, se diferencian de C. subcoriaceum por las cabezuelas más estrechas, los filarios externos más finamente pectinados, los filarios internos largos, erectos y completamente rojizos y la garganta y el tubo de las corolas subiguales. Cirsium ehrenbergii Sch. Bip. es otra especie con cabezuelas grandes a veces con filarios externos basales, pero nunca en todo el ápice. Cirsium ehrenbergii probablemente no es de esperarse en Mesoamérica.

Tal vez no sea coincidencia que C. subcoriaceum y C. horridulum, las dos especies de Mesoamérica con los filarios externos más obviamente pectinado-espinosos, son las dos especies con las cabezuelas más grandes. Cirsium horridulum se caracteriza por el involucro estrechamente abrazado por un involucro falso o secundario de hojas bracteadas pectinado-espinosas y los filarios erectos finamente escabriúsculos, mientras que C. subcoriaceum difiere por las hojas menos espinosas, por el involucro secundario ausente y por las pocas series de filarios externos, estos generalmente marcadamente reflexos.

 


 

 

 
 
© 2021 Missouri Botanical Garden - 4344 Shaw Boulevard - Saint Louis, Missouri 63110